Google+ Badge

viernes, 8 de mayo de 2009

OTRA VEZ ALFREDO.






Se suponía que era Elena sóla,la que iba a venir a casa a comer
porque trabajaba en Coria y no iba a bajar a Sevilla.
Le dije a Maria Antonia que no se quedase en Sevilla,que se iba a quedar sóla................
que subiese a casa a comer.
Y cuando me despedía de Alfredo,casco motoril en mano él,me dió por no dejarlo solito.
Y LO INVITÉ TAMBIEN A COMER A CASA.
Y nos comimos entre ocho,la comida de cuatro no más.
Alfredo no puede faltar.
Es la diversión personificada.
Y UN TREMENDO "ENREA"
No hay más que verlo la que montó con los donutsssssss.

Publicar un comentario